lunes, 9 de septiembre de 2013

¿Jaque al Peje?

09-09-2013.21:24:22. El voyerista. PorAlfredo Guzmán. La política es proyección, es planeación, es operación y es negociación, aunque a algunos no les guste.


Cuando Andrés Manuel López Obrador, ya estaba con las lanzas apuntando hacia los Pinos, y tratando de aventar a los 50 mil que reunió, aunque habían previsto 250 mil y no llegaron, para establecer que el aumento al IVA, a medicinas y alimentos, era una agresión al pueblo, chin, que se queda con el grito ahogado, luego de que nadie le dio su lechita, ni tampoco justificación, para el reclamo.


La propuesta financiera que presentó el Secretario de Hacienda, Luis Videgaray, al Congreso de la Unión, tiene una tendencia social. Es decir, se incluyen demandas que la izquierda ha propuesto y demandado, desde hace tiempo y que nadie les había hecho caso. No es que los dejen sin banderas, sino que la negociación que se realiza en el Pacto por México, los perredistas, opinaron y se les hizo caso. Quizá por ello, el mismo dirigente del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Jesús Zambrano, sin ambages, dijo; “…estamos de acuerdo con la propuesta del presidente de México, porque muchas de esas propuestas, son nuestras y ahora las ratificamos”. ¡Sopas perico!


En síntesis, Enrique Peña Nieto, tomó banderas de la izquierda y las hizo suyas. Seguro de desempleo, Seguro para la Tercera Edad, Seguro Universal, más becas estudiantiles y ojo, un reclamo ansiado, no sólo por la izquierda: que paguen más, los que más tienen. Además de no subir IVA a medicinas y alimentos y mantener los subsidios en medicinas, alimentos, transportes y libros. ¡Chale Cañandangas, sin más me dejaste mudo!


Suponemos que lo anterior, tiene una sola justificación, el horno no está para bollos y el reclamo de los ricos y de los grandes empresarios, que exigían que los pobres, también pagaran por vivir en México, el presidente de México, Enrique Peña Nieto, no les hizo caso y les dijo, nanay, aquí mis timbres y sólo mis chicharrones truenan, por aquello de que los ricos, demandaban más privilegios y menos carga fiscal. Cuando en la práctica viven en un paraíso fiscal, derivado de las exenciones y la retribución del pago del impuesto, con situaciones hasta risibles.


Para los ricos, el gobierno federal, les quita el IETU y el impuesto a los depósitos en efectivo, pero les aplica nuevos impuestos al ingreso, utilidades, herencias, consolidación fiscal, que en nada les agrada ese trato. Pero tendrán que apechugar.


Quién no ha dicho nada, es precisamente Andrés Manuel López Obrador, quien al recibir el ¡Jaque!. Enmudeció, luego de que se esperaba algo totalmente diferente. Es decir, la falló la estrategia. Cuando ya había hecho planes, para incendiar la ciudad de México, en pos de iniciar la tercera revolución mexicana, ya que la primera fue, la de independencia, la segunda fue la revolución y ahora seguía la Pejevolución y chin, que lo dejan vestido y alborotado.


El caso, es de suyo incruento, luego de que ahora sólo tiene la bandera del rechazo a la Reforma Energética, misma que es una calca de la que presentó como parte de su Plan de Gobierno, en caso de alcanzar a ser presidente de México, en 2006 y en donde propone la intervención de la iniciativa privada en algunas áreas de la exploración, investigación, transportación y demás, cosa que en este momento del partido, ya se le olvidó y en descargo, sin duda dirá, que cuando lo propuso, eran otros momentos y otras circunstancias. Así de sencillito o más. Gracias. Comentarios; subalterno1234@hotmail.com Y voyer54@yahoo.com.mx



¿Jaque al Peje?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada