viernes, 6 de septiembre de 2013

Putin y Obama se reúnen en la cumbre del G20 pero no acercan posturas

El presidente ruso, Vladimir Putin, y su homólogo estadounidense, Barack Obama, han mantenido hoy un encuentro personal al margen de la cumbre del G20 en San Petersburgo marcado por la creciente tensión por la escalada del conflicto en Siria.


La cumbre ha hecho coincidir por primera vez a Obama, principal impulsor de un ataque militar al régimen sirio, y a Putin, su mayor obstáculo. Ambos compartieron diversos puntos de la agenda, pero había gran expectativa por una posible reunión bilateral.


En el encuentro, sin embargo, no ha habido acercamientos entre las posturas enfrentadas de ambos líderes con respecto a la crisis siria, ha explicado el asesor de política exterior de Putin, Yuri Ushakov.


Según Ushakov, los contactos diplomáticos entre los dos países para avanzar en el diferendo por Siria continuarán sobre todo a partir de otoño (boreal) a través de sendos Ministerios del Exterior.


Reino Unido y Estados Unidos critican al presidente ruso en su propio territorio. El primer ministro británico, David Cameron, se ha mostrado frustrado por “el desacuerdo” registrado en el encuentro sobre Siria y ha afirmado que Putin “está a años luz de lo que creo que es la verdad y a años luz de los que muchos de nosotros creemos”.


Así se ha expresado ante los periodistas en la segunda jornada de la reunión en la ciudad rusa. Pese a que Cameron sostiene que hay nuevas pruebas de uso de gas sarín en Damasco, Putin se mantiene firme en dudar que se pueda atribuir al Ejército de Bachar Asad.


“Dice que le gustaría tener más pruebas de la culpabilidad del régimen y se las daremos, pero, digamos que le va a costar mucho cambiar de opinión”, ironizó Cameron. Fuentes diplomáticas alemanas confirman que una mayoría de países asistentes al G-20 cuestionan también de la contundencia de las pruebas y la justificación para usar la fuerza.


Por su parte, mientras que el presidente de EEUU, Barack Obama, mantiene diversos contactos con líderes del G-20 intentando buscar apoyos, uno de sus consejeros de Seguridad Nacional en la Casa Blanca, Ben Rhodes, se ha mostrado despectivo con la posición del Gobierno ruso en declaraciones en San Petersburgo. “Los rusos no tienen nada que aportar al debate en Estados Unidos



Putin y Obama se reúnen en la cumbre del G20 pero no acercan posturas

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada